Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Mi Cesta Total: 0,00 €

Usted ha 0 Productos en tu cesta.

No tienes nigún producto. Empieza a añadir a tu carrito.

Producto añadido correctamente a tu cesta

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en tu carrito. Hay 1 artículo en tu carrito.

Total productos (IVA incluído).
Envío total (IVA incluído). ¡Envío gratis!
Total (IVA incluído).
Seguir comprando Pasar por caja

Lápices personalizados con nombre propio

Lápices personalizados con nombre propio

3000 nombres de madera !!, ese ha sido el trabajo que a hecho feliz a Susana, una directora con mucho arte y a la que desamos todo el éxito del mundo.

Pues bien, Susana acudió a nosotros porque quería hacer algo diferente y que los niños del cole pudieran pasar un rato divertido, pero también tenía que ser fácil para ellos y porqué no, para ella...

"Son muchos niños y mucho rato con ellos, me encanta mi trabajo pero también acabo algo cansada de todo el mogollón"

Entonces nosotros nos pusimos a pensar en como hacer algo que encajara con lo que Susana quería. Tenía que ser divertido, personalizado, fácil, pequeño para manejar con facilidad y que no ocupara mucho espacio, que se pudiera pintar y que los niños lo llevasen siempre a clase....Buf! vaya, era complicadillo....

Empezamos haciendo propuestas pero no gustaba ninguna.

Estuvimos pensando más de una semana. Hablamos con Susana muchas veces y a pesar de proponer cositas, no acaba de gustarle ninguna idea, cuando no era por precio era por tamaño y cuando no porque simplemente no convencia.

En fín, un día en una cafetería, pedí un boli para escribir una dirección a una amiga y el camarero me pasó un lápiz del Ikea, vi el nombre grabado en la parte de arriba y me quedé pesando un rato.
De renpente, Voilà!! ya lo tenía, seguro que esto era el principio para todo lo demás.

Al día siguiente propuse mi idea al equipo y de inmediato a Susana. Con una muestra del lápiz y un nombre de madera pegado en el extremo, fué suficiente. La idea le gustó mucho así que adelante, empezamos con todo el proceso de corte. Nombres pequeños, como nuestro trabajo de los nombres de cartón

Después los niños buscarían su nombre entre todos los nombres de montón, tendrían que pintarlo con pinturas tiza, por ejemplo, y pegarlas en un lápiz de madera, que siempre llevarán con ellos al cole.

Todo ha quedado perfecto!, para muestra un botón...

Este es un boli que he hecho para Natalia.

Boli personalizado con letras de madera

Susana está contenta y nosotros no te digo nada, muy satisfechos.

Como ves hacemos de todo, hasta pensamos por ti si por lo que sea, no tienes tiempo o ganas, o simplemente no se te ocurre como hacer algo determinado.

Bueno, ya sabes algo más que puedes hacer para los niños y también para los mayores.

Leave a Reply

* Name:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comment:
Type Code